La tradicional despedida del año viejo en Ecuador y mis vacaciones

Como muchas sabrán estuve de vacaciones este Diciembre 2014 en mi país natal, Ecuador, casi diariamente compartía fotos y noticias de como transcurrían mis vacaciones, bien, en caso que te perdiste fotos y novedades aquí les compartiré parte de los mejores momentos vividos en mi patria.

 

¿Si recuerdan?, lo que yo pedí para esta Navidad, allí les contaba que han sido 4 años que no vivía las fiestas Decembrinas desde mi país, las vacaciones de 20 días pasaron a duplicarse por asuntos ajenos a mi voluntad, por ello mencionaba vacaciones “forzadas”, pero igual fueron de diversión, goce y comida, sí, comida, esa era la mejor parte, volver a deleitarme con esos deliciosos platos típicos que tanto uno extraña de su tierra que le vio nacer.

Aunque estaba segura que en mi regreso iba a llevar exceso de equipaje “corporal” eso no me limitaba a degustar exquisiteces, que acá en New York son difíciles de encontrar.

platos-típicos-1--ecuador-paola

Mi hijo fue el que más se divirtió, hasta su español mejoró y aprendió muchas nuevas palabras, escapando del frío invierno, para agarrar el calorcito de la Costa Ecuatoriana. Me hubiera encantado visitar otras ciudades cercanas para enseñarles los paisajes y arquitectura, pero les prometo que lo haré en un futuro espero muy cercano.

Debido a que mi ciudad es costera los mariscos es lo que más se consume, en mi casa (casa de mis papis) se come 4 veces a la semana pescado (mi hermano de pequeño decía que un día de estos iba amanecer con escamas), hasta en una parrillada que hicimos se dio pescado.

platos-típicos-ecuador-paola

Recuerdo que un día conversando con mis compañeros de clases (se los quiere chicos) de ESL del City College les contaba de la tradición del año viejo en mi país, ellos desconocían, y al ver que les resulto novedoso pensé contarles a ustedes también, pero aquí con fotografías.

monigotes-1-paola

Por lo general cada casa realiza su monigote de año viejo, consiste en un muñeco representando al año que está por irse, algunos hacen personajes famosos, otros de caricaturas, y hay quienes se deciden únicamente a confeccionarlo con la ropa vieja que se encuentre, anteriormente a estos se los rellenaba con aserrín, se los ubicaba en una silla, fuera de la casa y con una mesa, en la cual no faltaba alguna bebida, muchos de ellos ya con su testamento listo, detallando de quien se despedían, que dejaban, que no les había gustado y que si, todo esto con humor de por medio, poco a poco esta tradición ha ido cambiando para ahora realizar muñecos de madera, rellenos de papel y pintados, en estas festividades encontramos personajes como las “viudas”, esto sucede en sectores o negocios que realizan sus monigotes y piden colaboración para los juegos artificiales, son hombres disfrazados de mujeres, vestidos de negro en su mayoría, por ello el término de viudas, que paran el tráfico junto a sus compañeros para la respectiva colaboración de los choferes.

monigotes-3-paola

Actualmente esto ya se ha hecho comercial, y hasta concursos se presentan con premios en efectivo por parte del gobierno local, se ubican en sitios estratégicos donde uno puede caminar observando los participantes o vendedores de monigotes, en Guayaquil es muy famoso este concurso ya que hacen representaciones de momentos o sitios con personajes, allí se pueden observar muñecos de mayor altitud.

Los juegos pirotécnicos eran vendidos en su totalidad, petardos, camaretas, silbadores, fósforo chino, y más, pero este año el gobierno prohibió la venta de algunos de estos debido al alto peligro que representan, en lo personal yo le tenía temor por el fuerte sonido de explosión, por eso este año ya pude disfrutar de mucho más cerca.

Ya el día 31 la fiesta empieza desde la mañana, las empresas queman sus “viejos” al medio día, ya se escuchan cohetes, y música sin parar, la típica para estas fiestas es la de Tony Camargo, El Año Viejo….. /yo no olvido el año viejo porque me ha dejado cosas muy buenas/ (esa es buena para bailarla, ¿cierto?) la gente entre compras de última hora para el monigote, la cena, el traje para la fiesta, ahhh y la gasolina para quemar al viejo, las gasolineras si que se llenan.

 

Es tradición familiar salir cerca de las 7pm a recorrer la ciudad, visitamos la casa de mi Abuelita para dar el feliz año, y la foto en familia que no puede faltar por supuesto, ya alrededor de las 10 llegamos a casa, se saca el viejo, sillas, música, la comida ya está preparada, nosotros solo nos sentamos a ver los juegos pirotécnicos que ya están por todas partes.

monigotes-2-paola

Ya siendo las 11:45 se empieza a preparar al viejo, se despiden de él con abrazos, (al que le fue súper bien), y al que no, se desquitan con el muñeco por lo sucedido, recuerdo un año que mis tías hasta lo pusieron a bailar entre ellas diciendo y deseando que para el próximo año pasen bailando más seguido. Se insertan por el cuello, mangas, bastas, bolsillos, los explosivos permitidos, y luego vamos a la calle, lo rocían con gasolina en su totalidad, y esperamos que sean las 00:00 del 01 de Enero para encender al muñeco, unos más grandes que otros, explosiones más fuertes que otras, los vecinos todos salimos a darnos el abrazo de feliz año pasando la calle, esquivando los obstáculos que el monigote quemándose provoca, otros llegan con su bebida brindando por el nuevo año con la familia visitada, todo esto transcurre en nuestras aceras, nadie ha ingresado a casa aún, el monigote debe quemarse en su totalidad. Una vez cumplido esto, nos disponemos cada familia a ingresar a sus respectivas casas y servirnos la esperada cena, nosotros en Navidad tuvimos pavo, esta vez se envió a hornear un pierna de cerdo, el brindis que no puede faltar, y a comer se ha dicho, suele suceder que después de la cena y compartir unos momentos en casa,  salimos a bailar, ya sea con los vecinos, amigos, familia. Hubo un año donde todos los vecinos decidieron alquilar un  disc-jockey para toda la cuadra (para los adultos), mientras tanto nosotros, en ese tiempo adolescentes, hicimos fiesta en mi casa, bailamos hasta las quince. La mañana siguiente es feriado total, no hay nada abierto, y ahí es cuando se hace uso del famoso “calentado”.

Y bien, esta es sin duda una de las más importantes y peculiares tradiciones que nos identifica, tradición que como Ecuatorianos no queremos perder, porque la familia se une, colaboran armando el monigote, celebran, comparten, todos unidos para decir ese día con un fuerte abrazo FELIZ AÑO NUEVO.

Una vez pasadas las festividades, era hora de hacer maletas y comprar los detallitos que te recuerden a tu país, dulces, chocolates, café zarumeño, y más. Es lindo ir para estar con tu familia y amigos, lo difícil y doloroso es despedirse. Ya llevo una semana de mi regreso, y hoy mi hijo un poco triste me dijo: mami quiero irme a Ecuador, morathito (la mascota) está muy triste porque yo no estoy con él.

Es verdad que, como dice el dicho, hay que guardar pan para mayo, pero también recuerda disfrutar la vida, estar junto a los tuyos, no permitas ser esclavo del dinero, adminístralo bien, ahorra, y dense esa escapadita en familia, en fin, los buenos recuerdos con los amigos y familia son los que más perduran.

 

Paola Romero

Comentarios de Facebook:

Powered by Facebook Comments